Press "Enter" to skip to content

Taller «Miradas sonoras» en Espacio Fundación Telefónica

El Espacio Fundación Telefónica es un lugar con una buena conexión entre las tecnologías antiguas y las modernas. Y eso lo demuestra su exposición permanente Historia de las telecomunicaciones o el Espacio de realidad extendida.

Sin duda es un gran espacio para recorrer, mirar y observar. Pero el problema surge cuando los asistentes son personas que no pueden hacer todas esas cosas o algunas de ellas, como fue el caso de parte de las integrantes de nuestro equipo de trabajo MimeticasLab con quienes participamos del taller Miradas sonoras, impartido por el artista José Venditti.

Nos anotamos con gran entusiasmo y quizás con demasiadas expectativas sobre cómo sería y cómo lo acogerían nuestras compañeras.

Debo decir, con gran pesar, que esta actividad no estaba preparada para la integración de las personas ciegas. Si bien estaba basado en lo sonoro, gran parte del contenido no lo era, puesto que el desarrollo de las actividades no tenía en cuenta unos mínimos de accesibilidad.

Un ejemplo es el uso de imágenes o vídeos para apoyar lo que se está explicando. Cuando la persona que imparte el taller no hace una descripción de los mismos, somos las personas videntes quienes hacemos esa descripción en voz baja a nuestras compañeras no videntes. Y no es que no lo podamos o no lo queramos hacer, sino que se lo comentamos de manera rápida y resumida, en base a nuestra propia interpretación, cuando quizás el tallerista escogió esas imágenes o vídeos por otro motivo.

Otra cosa importante es que la persona que imparte el taller se empieza a “incomodar”, en el buen sentido, porque no tiene las herramientas adecuadas para reaccionar ante esta situación. Entendemos que no es un fallo suyo, pero tampoco nuestro. Son pequeños detalles que podrían solventarse con unas pautas básicas de formación en accesibilidad por parte de la institución que organiza estas actividades.

Así fue transcurriendo la tarde, hasta que el artista nos indicó que la siguiente parte del taller se desarrollaría en las salas de la exposición Intangibles, para escuchar allí unas pistas sonoras alojadas en la plataforma Soundcloud.

Y es aquí donde encontramos otro fallo más: la exposición Intangibles es totalmente visual. Es una buena propuesta para romper con la idea de exponer materialmente el objeto artístico y hacer una reinterpretación del mismo a través de la tecnología. Pero necesitamos el sentido de la vista para apreciarla y también para poder interactuar con las obras, incluso con aquellas que tenían un componente sonoro importante. Volvemos a lo mismo, ¿qué pasa con quienes no pueden verlas?

En fin, escuchamos las pistas de audio indicadas, unos paisajes sonoros creados por el artista a partir de las pinturas originales en las que se basan las instalaciones interactivas de la exposición, y terminamos la actividad pensando que el Espacio Fundación Telefónica hace un gran trabajo para las personas que tenemos el sentido de la vista en buenas condiciones, pero no tanto con el resto. Estamos dejando a estas personas a un costado, sin darles la posibilidad de integrarse en esa gran labor que vienen haciendo y sin permitirles participar de forma activa en sus talleres. Quizás deberíamos pensar entre todos la manera de conseguir que estas instituciones sean realmente inclusivas.

Imagen de cabecera propiedad de Espacio Fundación Telefónica.